Con solo 21 años, James Blake se convirtió en uno de los valores al alza de la electrónica contemporánea y en uno de los nombres claves para entender la evolución de las músicas urbanas británicas. Influído a partes iguales por Burial y Stevie Wonder, el londinense corta, pega, manipula samples y construye ritmos microscópicos para trazar caminos de ida y vuelta entre el R&B y el dubstep al tiempo que se sirve de voces y pianos para lanzar el ancla melódica.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Top Álbumes

Seguidores