Fernando Alfaro es uno de los grandes personajes de nuestro panorama musical, además de un superviviente que lleva más de dos décadas en el negocio, embarcado en diferentes proyectos musicales. Entre 1988 y 1994, Fernando Alfaro estuvo al frente de los míticos Surfin’ Bichos, con la que entregó algunos de los discos más celebrados del panorama alternativo estatal, como fueron “Hermanos Carnales” o “Fotógrafo del Cielo”. Su siguiente aventura musical fue la creación de Chucho, agrupación que duró diez años y con la cual mantuvo el nivel con obras como “Tejido de Felicidad” o “78”. Tras su disolución publicó el disco “Carnevisión” junto a Los Alienistas en 2007.

Tras “Carnevisión”, un disco más continuista con los trabajos en Chucho, pasa mucho tiempo en el estudio componiendo con guitarras acústicas, considerando necesario entregar un disco menos adornado que los anteriores. Así, en 2011 firma por primera vez un disco tan sólo con su nombre: “La Vida es Extraña y Rara”. Un gran trabajo que ante todo supone un propósito firme de renacimiento. Siguiendo con su creencia firme en la autogestión, está vez se asocia con Nacho Vegas y Raúl Fernández (Refree) para poner en marcha Marxophone, su propio sello.

“La vida es extraña y rara” es una colección de viajes al infierno, de panoramas llenos de incertidumbre. Esta faceta más trágica de la música de Alfaro, se ejemplifica perfectamente en canciones como ”Extintor de Incendios”, ”El Dolor del Miembro Fantasma” o ”El Último Crooner Santo”, mostrando también una mucho más vigorosa encabezada por ”Camisa Hawaiana de Fuerza” y a la que le siguen muy de cerca, ”Gol Psicológico’‘ y ”Himno del Caminante Kamikaze”. Un gran trabajo que deja claro que Fernando Alfaro sigue siendo una de las figuras indiscutibles de la escena independiente de nuestro país.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Top Álbumes

Seguidores

Todavía no hay usuarios siguiendo este contenido. Añádelo a tus favoritos y se el primero.

Comentarios