El pop británico recibió a Hayden Thorpe y sus Wild Beasts con una mueca de asombro primero y una ceja arqueada cuando, más tarde, la voz del de Thorpe empezó a llenar todos y cada uno de los rincones de “Limbo, Panto” con sus impactantes falsetes. Fue el suyo un debut esperanzador repleto de referencias a los ochenta y con toneladas de sexo explícito, una fórmula que la banda perfeccionó en “Two Dancers” y, sobre todo, en “Smoother” (2011), trabajo en el que la banda británica da esquinazo a su faceta más barroca y recargada para transitar por un fantasmal paisaje habitado por nanas siniestras, mimos a Talk Talk y The Blue Nile e inquietante sensualidad.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Top Álbumes

Seguidores

Todavía no hay usuarios siguiendo este contenido. Añádelo a tus favoritos y se el primero.