Llega el otoño y con él una de sus grandes citas musicales, el Intro Music Festival 2019. El festival vallisoletano llega a su sexta edición en plena forma y repitiendo un mes antes de su celebración el sold out de años anteriores. Como siempre, ha contado con los mejores grupos nacionales, no en vano por sus escenarios ya han pasado Izal, Love of Lesbian o Supersubmarina, entre muchos otros.

El cartel de este año, prometía cumplir las delicias de los fans del festival, ya que en él nos podíamos encontrar nombres como el mismísimo Iván Ferreiro (un fijo ya del Intro Music), Zahara, y presentándonos su nuevo disco tanto Miss Caffeina, como León Benavente, además de Viva Suecia, Shinova y Veintiuno, formando un line-up de lo más completo.

Nuestra andadura por tierras vallisoletanas comenzaba a las 11:30 con la apertura de puertas. Desde primera hora se respiraba buen ambiente y muy buen nivel de asistencia, a pesar de la madrugadora hora.

Con el público nervioso, llegaban la 12:30 y salían los suecos a escena. Viva Suecia llegaba al festival con su tercer álbum con apenas dos meses de vida, y una acogida por parte del público y de la crítica impresionante. En apenas una hora de concierto (ya que por la noche la banda tocaba en Granada), Rafa y los suyos hicieron uno de los mejores shows de todo el festival. Y es que hoy en día los suecos son uno de los mejores grupos españoles en directo, tienen una química y energía impresionantes. Se pasaron el concierto dándose collejas, besos, abrazos y haciendo todo tipo de locuras como tocar la guitarra de rodillas, con el instrumento apoyado en el suelo como si de un ritual se tratase. Pusieron al público patas arriba desde el inicio con “A dónde ir”, uno de sus himnos, y desde ese momento no pararían de sonar uno tras otro, tanto del último álbum como del resto de su material: “Lo que te mereces”, “Algunos tenemos fé”, “Qué querías ser de mayor”, “Hemos ganado tiempo”, “Bien por ti”. Sin duda, los murcianos tienen todas las papeletas para ser uno de los grupos que lideren los festivales nacionales en los próximos años.

Llegaban las 14:15 y era la hora de uno de los artistas fijos del cartel, el gran Iván Ferreiro. A pesar del inusual horario, la Feria de Muestras de Valladolid estaba hasta arriba para recibir a Iván. De todos los conciertos que recuerdo de Iván Ferreiro, este me llamo mucho la atención, ya que después de darlo todo con Viva Suecia, llegó el gallego para, en una parte inicial, calmar un poco las aguas y dejarnos un final por todo lo alto. Y es que Ferreiro, que empezaba a las 14:15, nos dejaba con casi dos horas de concierto, terminando a las 4 de la tarde. En este tiempo el maestro nos enseñó lo que es un concierto de indie y puso a todo el pabellón en pie con todos sus temas. Sonaron canciones tanto de su carrera en solitario como de su legendario grupo, Los Piratas, tal como ya nos tiene acostumbrados. Entre lo tema que sonaron están “Turnedo”, “El pensamiento circular”, “Casa, ahora vivo aquí”, “Pájaro azul”, “Ciudadano A”, “Fecha caducada”, "Años 80”, “S.P.N.B.”, entre muchas otras.

Llegaba la hora de comer (lo cual estaba muy bien organizado, con variedad de food trucks dentro y fuera del recinto y varias barras con venta de bocadillos), y casi sin descanso nos daban las 16:30 y llegaba el turno de los locales Octubre Polar. Una banda que desconocía hasta la fecha y que mezcla varios estilos como el pop, el rock y el indie, logrando un directo muy sólido y una conexión impresionante con el público local. Sin duda, son una de las bandas a tener en cuenta en el indie del norte de España.

La tarde continuaba y con algo de retraso salía al escenario 2 uno de los grupos revelación de la escena española este 2019, Veintiuno. La formación toledana nos presentó su disco "Gourmet", tocando los temas más conocidos de su repertorio como “Dopamina”, “Cabezabajo” y por primera vez y en exclusiva su canción “Pirotecnia” con la colaboración de Alberto de Miss Caffeina.

Acto seguido la reina del indie, Zahara, que en hora y poco de concierto nos demostró por qué es considerada una gran referencia del género en España. Y es que la artista es una pasada. En directo se muestra enérgica, baila, baja al público y por supuesto tiene una voz impresionante. La jienense nos presentó temas de su nuevo disco "Astronauta", así como los éxitos de todos sus trabajos anteriores. Sonaron temas como “Guerra y paz”, “El diluvio universal”, “El deshielo” y “Hoy la bestia cena en casa”.

Avanzada la tarde llegó el turno de Shinova. El grupo dio un show muy bueno donde nos presentó su gran potencial mezclando rock e indie, con letras profundas y sensibles, y estribillos más animados. Gabriel, como siempre, nos mostró que tiene una voz única, tal y como confirmaron canciones como “Mirlo blanco”, “El álbum” o “Cartas de navegación”.

Entraba la noche y llegaba la hora de los que junto a Viva Suecia e Iván Ferrreiro serían los grandes conciertos del festival, León Benavente y Miss Caffeina, ambos grupos con disco nuevo bajo la manga. Qué decir de León Benavente, son la elegancia y la buena música personificados. Con unas lonas doradas al fondo y laterales del escenario, la banda nos mostró todo su repertorio, en el que mezclan rock, indie y electrónica de una manera magistral. Abraham y los suyos son muy buenos en directo y esto hizo que el público estuviese muy por la labor de darlo todo. El concierto estuvo repleto de todos sus éxitos: “Ser brigada”, “Ánimo, valiente”, “Amo”, “Como la piedra que flota”, “Cuatro monos” o “La canción del daño”.

Cerrábamos nuestra andadura por Valladolid con nada más y nada menos que Miss Caffeina. El grupo vive su mejor estado de forma, tras la salida de su tercer álbum de estudio, "Oh Long Johnson", y su ultimo single "Cola de pez". Ambos están siendo todo un éxito tanto en ventas como en reproducciones en las diferentes plataformas de streaming. Alberto y compañía nos dejaron un directo impresionante, donde un público más animado que nunca no paró de bailar y corear todas las canciones de la banda. Miss Caffeina se está convirtiendo en una de las grandes formaciones del país y eso se refleja en la cantidad de gente de diferentes edades que coreaba temas como “Cola de pez”, “Hielo T”, “Ácido”, “Oh Long Johnson”, “Reina”, “Prende” y por supuesto “Merlí” y “Mira cómo vuelo”.

El Intro Music Festival se está convirtiendo en una cita fija de los festivaleros del país y lo demuestra agotando entradas un año tras otro. Sin duda es un festival con un ambiente muy agradable, buena música, buena localización y una fecha idílica en la que se pueden encontrar pocos festivales de este calibre.

Autor: Alejandro Teiga Robles

Entradas

Festival

Vídeos

Comentarios