Arizona Baby se forma en el año 2003 en Valladolid, pero no es hasta 2005 cuando se deciden a auto-editar su primer disco, Songs to sing along. Tras un tiempo residiendo en Londres y participar en varios festivales internacionales, su repercusión va subiendo gracias al boca a boca y sobre todo a un potente directo.

Durante 2009 forman parte del cartel de un buen número de festivales nacionales(Sonorama, Ebrovisión, etc) y se convierten en uno de los grupos españoles con más proyección. En Octubre de 2009 lanzan por fin su segundo disco, ya con el apoyo de Subterfuge.

El resultado de cuatro años de trabajo se plasma en Second to none. Producido por Paco Loco y masterizado en Nueva York por Nathan James. La gran sorpresa del año dispara balas acústicas y filosofía básica. Se llama Arizona Baby, un trío de freaks audaces que han revuelto el panorama con una irresistible aventura de raíces profundas, épica del desierto y fantasías evocadoras. Un disco de belleza polvorienta y austeridad espartana. Clint Eastwood, el Forever changes de Love y Calexico en un complot salvaje de canciones sin tiempo ni corsé. Sí, las más singular revelación tiene formato acústico. Pero no. No es lo que imaginas. No es una banda folk, ni country, ni de americana. Es un trío de rock acústico que se come literalmente a la mejor banda eléctrica. Y con una imagen que impone. Como sus congéneres americanos, Fleet Foxes, Two Gallants, Devendra Banhart, etc.: pinta total de últimos buscadores de la Fiebre Del Oro. Por “Second to none”, su debut oficial, desfilan antihéroes de Sin Perdon, corazones desollados que aguantan el tipo. Sirenas del desierto (Shiralee) y forajidos con alas. Perdedores rebeldes (The truth), spaghetti-westerns e historias aciagas (Muddy river). Clásicos bíblicos como el bien y el mal, cara a cara en pleno relativismo indie. Recuperando conceptos remotos como la autenticidad. Sin ambages. A pleno sol. Como el mítico predicador de la biblia. Como el jinete funesto en The Unforgiven de John Huston que anuncia la tragedia, las historias de Arizona Baby exhortan códigos de honor cerrados. Ética dura.

En 2010 se unen a Los Coronas con los que llegan a sacar un disco conjunto, `Dos bandas y un destino', además de girar por todo el país.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Top Álbumes

Seguidores

Todavía no hay usuarios siguiendo este contenido. Añádelo a tus favoritos y se el primero.