Savoir faire. El artífice de InFiné demuestra la profundidad y eclecticismo de sus raíces musicales, alejado del ambiente pistero al que nos tiene acostumbrados. Y es que aunque es uno de los nombres más elogiados del actual techno europeo, Sébastien Devaud siempre ha sabido ir más allá, en mix-CDs de selección exquisita, o desde un sello que nunca ha dudado en apostar por talentos singulares como Francesco Tristano o Bachar Mar-Khalifé.

Su madre es cantante de opera y su padre es un arquitecto de los visionarios. Vaya, que Sebastien se crió en un ambiente familiar de tintes culturales más bien elevados. De ahí que se frustrara rápidamente cuando se dio cuenta que ser DJ es pinchar discos de otros. Eso fue en 1999 y pocos meses más tarde ya estaba componiendo para sello independientes como UMF, Tekmic's y Zebra 3.

Su primer EP con PIAS se lanzaría en 2002, la famosa La 11ème marche de Agoria que marcaría el paso a DJ con muchos años de mili como Dj Hell, Andrew Weatherall, Ángel Molina o Funk D'Void. Hasta los ingleses -siempre reacios a todo lo que huele a francés- se contagiaron del himno galo y Pete Tong y Seb Fontaine lo radiaron varias veces en sus respectivos programas radiofónicos. Pero su mejor jugada se produjo cuando se encargó del remix del clásico de Inner City, Big Fun que entusiasmó al mismo Kevin Saunderson.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Top Álbumes

Seguidores

Todavía no hay usuarios siguiendo este contenido. Añádelo a tus favoritos y se el primero.