Finalmente, el año que viene podremos disfrutar de una nueva edición del Derrame Rock. A pesar de las dudas más que razonables de la organización sobre las intenciones del nuevo gobierno orensano, el festival tendrá lugar en la ciudad gallega tal y como estaba previsto.

Todas las alarmas saltaban este pasado lunes cuando en la página web del festival aparecía un comunicado que dejaba al descubierto el desacuerdo con la concejala de cultura, Ana Garrido: "A partir del primer contacto nos dimos cuenta que la nueva concejala no tenía entre sus prioridades cumplir con los compromisos adquiridos por el ayuntamiento con los organizadores del Festival Derrame Rock y con el público que ya había adquirido las entradas, a pesar de ello, insistimos hasta hoy, en distintas reuniones donde no recibimos ni una sola propuesta clara y concreta. Todo ello a pesar del éxito del festival en las ediciones anteriores en la ciudad de Ourense y el dossier presentado acreditando el compromiso, documentos de distintas asociaciones, nombres y apellidos de los compradores de entradas (grandes afectados), medios de comunicación y hosteleros de la zona. Mostrando con números el éxito del Festival en pasadas ediciones y solicitando que continúe en la ciudad tal como estaba previsto".

Obviamente, a partir de ese momento deciden detener la venta de entradas y fijan como fecha límite para buscar una solución el 27 de diciembre.

Afortunadamente, a última hora de la mañana, la organización del festival nos alegraba el día con una nueva noticia en su página web:

"El Festival Derrame Rock acepta las condiciones que propone la concejala de cultura para la celebración del Derrame Rock, si tal como dice su comunicado se compromete a cubrir con cargo al ayuntamiento los gastos del concierto de Los Suaves, el caché de los grupos locales, el acondicionamiento, apoyo dotacional e infraestructuras del evento a su cargo.

Un vez que dispongamos de la infraestructuras necesarias para el evento, el festival correría con el resto de los gastos: caché de los artistas, pago a SGAE, hoteles, consumos de gasoil , promoción, personal de seguridad, personal de organización, seguros, planes de seguridad, equipo médico y ambulancias durante todo el evento, así como todos los gastos derivados de la organización.

Invitamos al ayuntamiento a reunirse con nuestro jefe de infraestructuras Antonio Pérez de la empresa orensana Sonorde, a fin de formalizar el compromiso y matizar cual es la dotación e infraestructuras necesarias para un evento de estas características, aunque matizamos los siguientes puntos básicos:

1.- El evento a realizar y las infraestructuras a instalar son para la realización del Festival Derrame Rock, no para un concierto de grupos locales.

2.- A las reuniones solo asistiremos con la presencia de técnicos especialistas en este tipo de eventos, respetamos a la concejala de cultura, como persona y como concejala pero entendemos que no sabe cómo funcionan este tipo de eventos y necesita asesoramiento.

3.- Aceptaremos un proyecto en Bemposta u Oira, siempre y cuando se trate con cariño y la intención no sea alejarlo de la ciudad por prejuicios personales.

4.- Desde nuestro punto de vista entendemos que el proyecto realmente interesante para la ciudad, sus comerciantes, hosteleros… Es el proyecto urbano que tiene en su poder tanto el gobierno municipal como los grupos de la oposición".

De momento, y a la espera de nuevas confirmaciones, podemos estar tranquilos.

19/12/2012
4253
0
Todos los Festivales.
Un solo Escenario.