Ya con su maqueta, Ana Fernández-Villaverde cautivó a miles de melómanos. Sus canciones partían de un principio simple pero con una belleza que desarmaba, fabulosas poesías de amor y desamor que recordaban el filo de Los Planetas sin ruido, la intensidad emotiva de Sr. Chinarro sin ironías, la dulzura de Le Mans o los sentimientos desnudos de The Magnetic Fields y el romanticismo de Family sin disfraz tecno-pop. Más de 150.000 escuchas en su myspace llevaron a que, primero “Romancero” y después “Fiesta” hayan sido discos ampliamente aclamados por el público español.

Y en ellos se demostró como su ambición iba mucho más allá de lo que reflejaban aquellas grabaciones caseras: sus jugueteos con las rumbas, con las influencias árabes y la electrónica, todo en sutiles dosis, demostraba que su discurso musical ganaba todavía más fuerza junto a sus preciosas letras y sus melodías directas, siempre secundada por la labor en la producción de David Rodríguez (BEEF). Todo esto le ha granjeado portadas en algunos de los medios más importantes (EP3, MondoSonoro), actuaciones en los festivales más importantes (Primavera Sound, FIB) y el número 1 de múltiples listas de lo mejor del año, entre ellas la prestigiosa RockDeLux. Y siempre con la sensación de que a Ana Fernández-Villaverde todavía le queda mucho que ofrecer.

“Noviembre, sopla revuelto”, así comenzaba con la voz de Ana “Fiesta”, el segundo álbum de LA BIEN QUERIDA, y precisamente este ha sido el mes elegido para la publicación del tercer álbum del grupo y también una canción que puso, sin quererlo, los primeros peldaños de una escalera que sube hasta el nuevo universo musical de LA BIEN QUERIDA. Con este nuevo trabajo, “Ceremonia” (2012), nos reafirmamos al gritar a los cuatro vientos que estamos ante uno de los proyectos mas personales de nuestro país, un proyecto cambiante que evoluciona disco a disco y que manteniendo como raíz esas letras tan increíbles y esas contagiosas melodías, revela canciones que se expanden y crecen en busca de sonidos mas oscuros y electrónicos terminando en algunos momentos en una autentica sinfonía de ruidos infinitos, fríos y penetrantes. “Ceremonia” es un disco en el que se cruzan NEW ORDER y KRAFTWERK, MY BLOODY VALENTINE y LOVE AND ROCKETS, el kraut-rock y el post-punk, el amor y la venganza, la belleza y el dolor. Los diferentes ingredientes del disco conforman esa gran ceremonia opaca y borrosa que han cocinado a fuego lento, como auténticos hechiceros de la edad media, Ana y David.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Top Álbumes

Seguidores