Lo que un buen día empezó a llamarse dubstep mutó rápidamente en algo diferente cuando Steve Goodman se puso manos a la obra, creó su propio sello y decidió darle a todo el nombre de Hyperdub, algo así como una relectura más marciana, espectral y grave de las músicas suburbanas británicas.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Top Álbumes

Seguidores

Todavía no hay usuarios siguiendo este contenido. Añádelo a tus favoritos y se el primero.