José María López Sanfeliu, alias Kiko Veneno, nació en Figueres (Girona) allá por 1952. Hijo de militar y ama de casa, creció en Cádiz y Sevilla. Estudió Filosofía y Letras y viajó por Europa y Estados Unidos, donde asistió a conciertos de artistas que le han influido como Frank Zappa y Bob Dylan, y curiosamente también allí descubrió (o redescubrió) el flamenco.

En 1975, en un encuentro que cambiaría su vida, conoció a los hermanos Rafael y Raimundo Amador, con los que forma el grupo Veneno. En 1977 publicaron un disco titulado con el nombre del grupo y producido por Ricardo Pachón. Aunque no tiene gran repercusión en su momento, es considerado en la actualidad un disco fundamental de la música en español.

En 1979 colaboró en el mítico disco La leyenda del tiempo, de Camarón de la Isla, que popularizaría su rumba "Volando Voy".

En 1982 publicó su primer elepé en solitario, Seré mecánico por ti, producido por José Luis de Carlos, tras los que seguirían varios otros, sin obtener gran repercusión comercial.

Durante los 80 hizo canciones para Martirio, a la que también le produjo su primer disco, y realizó varias colaboraciones con el programa de televisión La bola de cristal como compositor y cantante. Sin embargo, no conseguía vivir profesionalmente de la música y compajinaba sus labores artísticas con un puesto de programador cultural en la Diputación de Sevilla.

En 1992 pasó a formar parte de la plantilla de BMG-Ariola y comenzó una nueva etapa en su carrera, quizá la más fructífera, con la publicación de los álbumes Échate un cantecito (1992) y Está muy bien eso del cariño (1995), ambos producidos por Jo Dworniak. El primero de ellos contiene canciones como "Echo de menos", "Lobo López", "Joselito" o "En un Mercedes blanco", que se convierten en éxitos y le permiten dedicarse en exclusiva a la música. Para presentar este disco, realizó una gira con, entre otros, Raimundo Amador y Santiago Auserón. Este último, recién salido de Radio Futura, estaba forjando su proyecto en solitario, Juan Perro, y apoyó decisivamente a Kiko en la preparación de Échate un cantecito. En cuanto al disco de 1995, destaca el diseño de la cubierta, realizado por el estudio de Javier Mariscal, así como la presencia en la guitarra flamenca en todos los temas del gran Raimundo Amador, que, junto con la producción de Dworniak, confiere al disco un sonido totalmente único.

Tras otros tres discos de larga duración, Kiko acabó su contrato con Ariola con bastante malas relaciones (afirmaría más tarde que el poco apoyo de la disquera fue lo que impidió que hiciera más álbumes de la calidad de Échate un cantecito y Está muy bien eso del cariño) y decidió que a partir de ese momento todos sus discos serían editados y comercializados por él mismo, tanto por medio de la distribución tradicional como aprovechando las oportunidades que ofrece internet. El primer disco de ese proyecto musical y empresarial es Gira mundial, grabado junto a Pepe Begines (de No Me Pises Que Llevo Chanclas), en un concierto en Punta Paloma "ante unos 200 millones de hormigas y unas 15 personas".

En septiembre del 2005 publicó El hombre invisible, después de casi dos años de proceso. En este álbum destacan las participaciones de Jackson Browne en "Hoy no", canción homenaje a Lennon y al pacifismo; Jorge Drexler en "Inspiración", plegaria en busca de belleza, y la guitarra de Raimundo Amador en "Satisfacción".

En 2006 formó el grupo G5 junto con Tomasito, Muchachito (Jairo Perera, de Muchachito Bombo Infierno) y los dos componentes de Los Delinqüentes (Ratón y Canijo). Su primer disco fue haciéndose en sesiones dispersas pero concentradas. Según los miembros del grupo, las canciones son hijas de todos, son concebidas sobre la marcha, y salen solas. Tucaratupapi, contiene el sencillo "40 forajidos". También cabe destacar "Calla", la aportación más clara de Kiko a este disco. En diciembre su grupo, la Banda del Retumbe, se trasladó hasta Vilna (Lituania). Y el año 2007 lo iniciaron en Nueva York, donde Kiko tocó en el mítico The Knitting Factory, gracias a su colega Jonathan Richman, que lo invitó a compartir su show.

A finales de 2007 Kiko comenzó un pequeño periplo internacional de conciertos. Fue primero a México, donde a veces coincidió con los Delinqüentes. Allí tocó en Guadalajara, León y México DF. Después viajó a California, donde su amigo Jackson Browne le brindó la oportunidad de compartir escenario con él. Tocaron juntos en Santa Barbara, en el Lobero Theatre y en el Temple Bar. Su maestría empezaba a conocerse más allá de las fronteras españolas. Mientras iba perfilando el que iba a ser su último disco seguía tocando, y compartiendo escenario con artistas como los ya mencionados Jonathan Richman o Jackson Browne; y otros no menos importantes como Julieta Venegas, Jorge Drexler, Martín Buscaglia o Kevin Johansen. Estos últimos encuentros fruto de sus conciertos y viajes por Argentina, a la que vuelve en 2008 ya que se publica un recopilatorio titulado El mejor veneno por esas tierras.

En septiembre de 2010 aparece su disco: Dice la gente. Se grabó durante el año anterior en "Estudios Pocos" de Sevilla, siendo producido por el propio Kiko, con la ayuda de su técnico de sonido Jacobo Fernández y Pablo Sánchez como auxiliar. De nuevo se recurrió a Joe Dworniak, esta vez para la mezcla. En este disco es muy importante la aportación de la banda habitual de Kiko que se implicó en la creación hasta sentir suyo el disco: Juan Ramón Caramés al bajo; Jimmy González en la batería; Raúl Rodríguez a la guitarra; Javi Valero con la guitarra eléctrica; Ana Gallardo y Anabel con las voces y teclados, y Ráfaga con sus percusiones. Destacar, a otro nivel, la participación de otros grandes músicos, y amigos como Javier Mas, Charlie Cepeda, Israel Galván o el resto de la formación del G-5…

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Top Álbumes

Seguidores

Todavía no hay usuarios siguiendo este contenido. Añádelo a tus favoritos y se el primero.

Comentarios