Las melodías de Furguson producen un subidón electro post-punk por culpa de temas como ‘Everybody Else’, ‘Dog Racing’, ‘Cabrit d’un Campanar’ o ‘No Return’ entre otros, construidos a base de sintetizadores, guitarras sucias y ruidosas, gritos ininteligibles y actitud para parar un tren. Todo aliñado con un delicioso toque de amateurismo y falta de pretensiones fácilmente reconocible en sus furiosos y destartalados directos.

El grupo empezó con un formato de trío en Gurb (población: 2.934 habitantes), en el año 2004. En sus inicios se caracterizaban por nerviosos pildorazos post-punk con excelente olfato para las melodías, canciones que pueden recordar tanto a The Rapture como a los Strokes de "Is This It". Sin embargo Furguson siguen creciendo y añaden más elementos a su paleta de sonidos. Si antes necesitábamos sólo dos grupos para hacer un retrato bastante aproximado del grupo, ahora deberíamos hablar de bandas tan alejadas las unas de las otras como HEALTH, Jawbox o Cap'n Jazz. A su desarmante habilidad para construir melodías llenas de ritmo, el grupo le añade una dosis extra de nervio y distorsión, una hasta el momento inédita voluntad de experimentar. El grupo sigue contruyendo, poco a poco y con buena letra, su propia personalidad con todo su nervio característico, pero con menor peso de épica ni post-punk expansivo y con un punto de oscuridad y otro tanto de melancolía. Canciones que se miran para adentro y a las que no les acaba de gustar lo que se encuentran. Letras introspectivas que conservan un cierto punto críptico y que revelan una mayor madurez.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Top Álbumes

Seguidores

Todavía no hay usuarios siguiendo este contenido. Añádelo a tus favoritos y se el primero.