Llega diciembre y a las revistas musicales les crecen las listas. Listas de lo mejor, lo peor y lo regulín-regulán. Y, como no íbamos a ser menos, en FMF también queremos publicar una lista, pero esta no la hemos hecho nosotros, esta empezasteis a crearla vosotras, criaturas festivaleras, en el momento en que pusisteis en replay determinadas canciones y lo disteis todo y un poco más en determinados conciertos, haciendo saltar la alarma de programadores y directores de festival. Aquí no encontrareis críticos sesudos ni gafapastas uniceja razonando por qué el último álbum de Farriquitaun Town (nombre ficticio, que no mola) es merecedor del puesto 58, por encima del de Chuminova Espacial (otro nombre ficticio, que tampoco mola nada). La lista que a continuación os presentamos es pura ciencia, números, posiciones ganadas a golpe de actuación en festival.

Sin más dilación, os presentamos (redoble de pandereta, cascabeles y botella de anís)…

¡La lista de los grupos más festivaleros de 2019!

En quinta posición, con 24 festivales cada uno, doble empate de ¡Miss Caffeina y Narco!
La que podríamos llamar la posición de las sustancias adictivas. Los primeros han publicado este año Oh Long Johnson, un discarral de pop electrónico sin complejos, con el que han girado por todo el país hasta hace poco más de una semana, que tocaban en el Polar Sound Festival; en 2020 siguen. Respecto a la banda de rap metal, siguen repartiendo Espichufrenia de escenario en escenario, tras presentar en 2019 su nuevo EP, Mi madre es una yonki y colaborar con Chimo Bayo en A.C.T.I.V.A.T.E.: experiencias psicotrópicas, noches de descontrol y denuncia de la hipocresía reinante.

En cuarta posición, con 25 festivales cada uno, cuádruple empate de ¡Boikot, Desakato, La Pegatina y Zahara!
Los dos primeros, de Madrid a Asturias, siguen vigentes a base de denuncia, confeti y de repasar temas míticos y atemporales del rock y el punk-rock estatal. Por su parte, La Pegatina, el grupo de mestizaje festivo de Barcelona, se pegó este año La Fiesta Más Grande, nombre de su tour: en 2020, la fiesta sigue por Francia, Alemania, Austria y Suiza; ahí es nada. Respecto a Zahara, nuestra adorada Zahara, la Astronauta favorita, se dispone a abandonar temporalmente el espacio festivalero para emprender una gira con un reportorio con mayor carga emocional por teatros terrestres entre enero y marzo de 2020. Apuntado queda.

En tercera posición, con 26 festivalacos del ala, ¡Morgan!
¡Freeeeemaaaaan! Que no, que es broma. Hablamos de un grupo patrio cantando en inglés (y desde Air, su último disco, también en español) canciones que se nutren esencialmente de la música de raíces norteamericana: rock, soul, country y otros destilados. La voz quebrada de Carolina de Juan, así como la autenticidad de su propuesta musical os ha convencido, otorgándoles un merecidísimo bronce en nuestro particular podio. Y es que ya llevan una buena temporada contando sus directos por llenazos e instalando nudos en gargantas. Larga vida a Morgan. Sí, a Freeman también.

En segunda posición, con 28 festivales por cabeza, ¡Second y Cariño!
Y juramos por todos los gatitos de youtube que esto de tener a Second en segunda posición es pura coincidencia. Para más inri, su nombre es una broma interna entre los miembros de la banda por haber quedado siempre segundos en los certámenes a los que se presentaban. Pues ahí seguimos. Bromas aparte, los murcianos cuentan con una trayectoria de casi 20 años en los que se han curtido en las salas y festivales más significativos del España y la Inglaterra. Por derecho propio, una de las bandas de referencia del panorama indie nacional y plata de la buena. Y, frente a estos veteranos, unas recién llegadas enamoradas del lado más luminoso y naive del pop. El nexo de unión entre María y Paola fue Tinder; la aplicación las presentó hace cuatro años y volvieron a coincidir en 2017 para que, aunque no triunfase el amor, sí el Cariño. Muchos ensayos y una bajista después, el resultado fue un punk-pop burbujeante y explosivo con melodías chiclosas, pinceladas surf y unas letras altamente adictivas. En 2019 las ha programado hasta mi vecino.

Y por último, el puesto de honor, the final countdown, los primeros de la fila, el oro, las bestias festivaleras de 2019, con la friolera de 32 festivales, son... ¡Carolina Durante!
O tal vez deberíamos decir el fenómeno Carolina Durante, o la fábrica de hits. Y es que los madrileños dan para un estudio sociológico. Como unos -otros- recién llegados, en apenas tres años de existencia, pasan del circuito underground madrileño a ser programados por todos los festivales de nuestro país. Si a las letras inmediatas con un punto de humor surrealista, las melodías pegadizas y una sección rítmica explosiva le sumas el magnetismo salvaje de un frontman entre guasón y maléfico, tendrás como resultado una pócima festivalera mágica de las que embelesan a propios y extraños. Su mensaje, fresco, ingenioso y provocador, cala entre jóvenes de toda clase y condición, entre cayetanos y anti-cayetanos, en la generación x del desencanto y la añoranza (¿Es que alguien pincha aun a Los Nikis? ¿Y a Hombres G?), la milenial y esa otra, recién llegada, de cuyo nombre no logro acordarme. "En verano apetece hacer festivales y machacarnos a base de bien" comentaba Diego en una reciente entrevista. Y vive dios que lo han hecho. Con 32 festivales en 2019, Carolina Durante son vuestros number one.

Vídeos