Un concierto de esta joven vigatana, de raíces irlandesas y vascas, es una experiencia digna de ser vivida. Su puesta en escena es capaz incluso de mejorar la excelencia que el oyente anticipaba después de haber escuchado sus temas anteriormente: una voz singular, natural, poderosa, centrada en todo momento en aquello que es esencial y, tal vez lo más importante de todo, nada impostada. Y que se asocia a una insólita capacidad de crear con la guitarra nuevos entornos sonoros y permanentemente dinámicos. El efecto que todo ello provoca en el público es impresionante: absortos, nadie se atreve a abrir la boca... ni siquiera mientras afina la guitarra. Melodías precisas cantadas con una voz sensual, negruzca, madura, con el punto justo de quejío.

Sin lugar a dudas, Núria Graham es una de las promesas más sólidas de la música joven actual. Pocas veces se ha desatado en nuestro país un talento natural de una manera tan evidente e incuestionable, con una impresionante solidez como compositora e intérprete.

Enlaces

Actuaciones

Vídeos

Noticias

Seguidores

Todavía no hay usuarios siguiendo este contenido. Añádelo a tus favoritos y se el primero.