La capital lucense fue, por segundo año consecutivo, la encargada de acoger el Caudal Fest. Tras una primera edición a la que acudieron 22.000 personas, en esta ocasión se sumaron casi 8.000 más. De esta forma, el festival consigue afianzarse como uno de los eventos más importantes del verano en Galicia y el título, para muchos festivaleros, de “última gran fiesta del verano”. Un cartel muy variado fue el encargado de entretener durante un fin de semana en el que la lluvia poco importó.

El recinto, que se encontraba situado a orillas del río Miño, abrió sus puertas el viernes a las cinco de la tarde. Estrenando el escenario Estrella Galicia, el principal, se encontraron los grupos de rock Bocanada y Los Bengala. A estos les siguió la primera gran actuación del festival, la del grupo catalán La Pegatina, que consiguió acabar de animar al público que continuaba llegando.

La inauguración del escenario Fest Galicia corrió a cargo de la gallega Marem Ladson, que sorprendió con una madurez impactante sobre el escenario y despertó la curiosidad de muchos que, hasta el momento, no la conocían. Un escenario en el que poco después tocaría el grupo gallego, Deleiba.

De vuelta al escenario Estrella Galicia, la Maravillosa Orquesta del Alcohol, más conocida como La M.O.D.A, dio uno de los últimos conciertos que ofrecerá en España hasta el 2021.
El grupo de rock Marea fue el encargado de encabezar el cartel este primer día. Con un concierto que duró 2 horas y media, el público tuvo la oportunidad de disfrutar de canciones como “La luna me sabe a poco” o “Corazón de mimbre”. Kutki Moreno, el cantante de la banda, se mostró muy relajado y cómplice con aquellos que no podían dejar de disfrutar de su actuación.

Denom, el rapero sevillano Toteking y Dj Jonas fueron los encargados de dar por finalizado este intenso primer día de festival, con un balance más que positivo.

La segunda y última jornada empezó lloviendo, una lluvia que se resistió y perdonó a los artistas más esperados del festival.

Los grupos gallegos Agoraphobia y Holywater fueron los encargados de abrir el escenario Estrella Galicia. Mientras, el escenario Fest Galicia quedó bajo el cuidado del compostelano Manuel González, más conocido como Ortiga, que animó al público con su propuesta fresca y desenfadada.

De vuelta en el Estrella Galicia, Xoel López realizó un espectacular directo en el que reflejó un gran compromiso e implicación con los asistentes. En ese mismo escenario, tras la actuación de Tigre y Diamante en el Fest Galicia, debutó el artista sevillano Beret, en una de las actuaciones más esperadas de todo el festival.

Las bandas The Raptans, nacida en 2018, y Galician Army fueron las encargadas de tocar en el escenario secundario. Unos conciertos guiados por un público joven y, sobre todo, buen rollo.

El grupo madrileño Izal fue el peso pesado de este día. Capitaneados por Mikel Izal, se lanzaron a un viaje espacial que iba avanzando canción tras canción, como si de una misión se tratase. Un concierto en el que no faltaron los efectos especiales y que se terminó al son de su canción “El Baile”.

Carolina Durante fue el grupo encargado de clausurar, por este año, el escenario Estrella Galicia, una actuación a la que la lluvia no esperó.

El Caudal Fest cerró esta edición de la mano de Dj Popy. Desde la organización del festival quisieron dar las gracias a los numerosos asistentes y aseguraron que existirá una tercera edición en la que ya están trabajando, consiguiendo afianzarse como una fecha clave en el calendario de muchos.

Texto: Belén Teiga
Fotos: Caudal Fest

Entradas

Festival

Vídeos

Comentarios